Ya han pasado 15 días desde comencé este pseudo diario y de nuevo hago repaso a la agenda de estas dos semanas para contaros eventos varios, anécdotas y algún cascarrillo. Como ya anticipé, todo confesable.

Sin calendario laboral, esto de ser tu propia jefa es un amor y odio a ti misma por la mierda de condiciones laborales que te infringes o por esa indulgencia a tomarte la vida de una manera mas calmada cuando te da la real gana.

En pleno desenganche de la adicción que produce este trabajo, he aprendido a decir que “no”. A que hay cuentas que vienen y van, e incluso por la salud mental de ambas partes y que cuando se cierra una puerta, se abre una ventana. De eso ha habido mucho estos días. Cuando te dicen “good bye”, la primera sensación es un shock. Una sensación de abandono por tu enamorado. “¿Por qué? ¿Qué he hecho mal?”. Esa sensación se atenúa cuando te explican con detalles  que la cuenta nacional en cuestión, por su volumen se va a gestionar en casa y que además siguen confiando en ti para otra cosas. Y te lo demuentran ipso facto. Entonces el dolor disminuye y solo focalizas la preocupación en la cuenta de resultados que con ese cambio, va a salir mermada. Sin embargo, hace 3 años que llevo practicando la confianza en la vida. Así, apretando puños, me volví a la vida y le dije.. “confío en ti”.
Y la vida me trajo una cuenta nueva. He firmado esta semana la gestión de todos los eventos nacionales para una potente farmacéutica, comenzando con un primer evento en Madrid. Así que confiad en la vida. Con mesura y generosidad.

 

Renovarte o morir en un ataque de caspa. Simple.

En este sector o te renuevas segundo a segundo o te conviertes en un dinosaurio que para mantener su propio trono entorpece y oscurece la dignificación de la profesión (cuánto deseo que la columna de opinión sobre este tema escrita magistralmente por Elisabeht G. Iborra, vea la luz). Llevo diciendo desde hace tiempo que quien no sea generoso, quien no vea el Fair Play de este damero de nuevos profesionales conviviendo con otros mucho más experimentados se encontrará de repente con un virus letal que le llevará al más puro ostracismo. Por ello, me da tanto placer intercambiar impresiones con otros profesionales y sus puntos de vista. Me gusta la frescura y también el placer del “ver venir” a otros personajes con vulgares intenciones. Juntarnos en eventos como la puesta de largo de la acción solidaria de Vermut Turmeon con la marca de joyería Mos Nos gestionada por Marta Tornos y su equipo,  y departir con nuevos talentos, periodistas con pedigree y gente con buena energía hace que te vayas a la cama afianzada en el camino que decidiste tomar hace 4 años.


En estos días, disfruté con muy buenas noticias como la nueva presidencia de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia que creo que va a marcar una nueva forma de hacer las cosas. Enhorabuena a José María Marteles y a su nuevo proyecto.

José María Marteles, nuevo presidente de Cafés y Bares

Me he pasado dos semanas dando buenas noticias, como la de Profettional, quien realizará su proyecto más ambicioso en el primer hotel Four Seasons situado en Madrid; colaboraciones de lujo entre Garlan Servicios Inmobilarios y la estación de Astún y Freixenet que me llevaron a disfrutar de un atípico día de fiesta trabajando entre burbujas y nieve. A la gestión de nuevas cuentas que ya trajo noviembre y que vienen con novedades continuas desde le punto de vista empresarial.

Nuevo proyecto para Proffetional, el primer Fpur Seasons en España

Día de Puertas abiertas en Las Margas Golf

Los vermuts y brindis ya han comenzado, y en mi caso de manera oficial con la Copa de Navidad de Estética Lostao. Además ya hemos comenzado a preparar sorpresas para la celebración del 50 aniversario de la firma. Si, 50 años. Algo único en España en su sector y que solo es posible a través de una visión excepcional del negocio y un gran valor por la excelencia.

Tenemos que hablar de Elisabeth G. Iborra sigue dando muy buenas noticias fuera de esta tierra que casualmente es su tierra. Una semana de promoción en Madrid que la están convirtiendo es la escritora del momento. Estoy segura de que los medios de aquí lo tendrán muy en cuenta.

Entre lo que es trabajo y placer, vino la participación de nuevo en Oído Cocina en los estudios de Es Radio, con Patricia Sola y Ana Sal donde hablé de protocolo en la mesa en Navidad. Esos tips que destrozan nuestra reputación en la cena de empresa por coger el pan del otro o chupar el filo del cuchillo. Y de radio en radio, está semana participé por primera vez en El Altavoz de Onda Cádiz gracias a Natanael Bello.

Este sábado, disfruté de mi querido Al-kareni que solo se abrió para la presentación del libro “Ética a Alejandro y Guillermo” de Venancio Rodríguez y que espero en breves- brevísimos os daré muy muy buenas noticias para su reopening.

Me planto a una semana de Pascua y con una agenda repletita de brindis de buenos deseos, la cumbre navideña del “Akelarre del cava”, planificación de sinergias que pronto descubriré y mi lucha particular contra un bobo que sigue poniendo opiniones falsas en Trip Advisor y al que hemos “trincao”.
Así es mi vida. Y casi siempre es guay incluso con el bobo en ella.